Las telecomunicaciones globales están atravesando un proceso acelerado de cambio que comenzó hace casi 15 años atrás.

El uso de la tecnología de conmutación de paquetes, versus la tecnología de conmutación de circuitos (TDM) tradicional, se ha extendido en la mayoría de las redes de telecomunicaciones de las organizaciones. Cada vez es más habitual encontrar que las redes de datos están cumpliendo funciones que antes sólo se pensaban con tecnología tradicional de conmutación de circuitos.

Este cambio ha sido, es y seguirá impulsado por un conjunto de factores tecnológicos y de mercado que apuntan a desarrollar nuevos servicios, una continua mejora de la calidad, confiabilidad y la reducción costos basados en la integración de servicios de voz y datos.

Consecuentemente, la mayoría de las redes de voz actualmente en servicio están siendo reemplazadas por tecnologías de conmutación de paquetes (IP), lo cual era impensado hace una década atrás cuando apareció la tecnología denominada Telefonía IP. Por lo tanto muchos proveedores de servicios están desarrollando planes e inversiones que le permitan migrar sus servicios de voz desde las redes de conmutación de circuitos a redes de conmutación de paquetes.

La transición desde el mundo de redes de conmutación de circuitos a redes basadas en IP, llamadas Redes de Nueva Generación, abre el camino para la implementación de nuevos servicios de voz y datos, todo esto en una escala de tiempo y funcionalidades que prácticamente era imposible en el pasado.

La arquitectura de Telefonía IP impulsada por la industria, es la pieza principal para la creación de estos nuevos servicios. La razón fundamental es que abre la función de control de llamadas a través de interfaces estándares hacia nuevos servicios y entrega al proveedor de telefonía los medios para lograr llegar al mercado de una manera más rápida y con la solución de mejores características.

Las redes multiservicios comprenden la integración de servicios de comunicaciones de voz, video y datos sobre la red de datos existente. Este tipo de diseño reemplaza a la vieja estructura de servicios de voz y video entregados por las redes telefónicas.

Las personas que llevamos adelante la Misión de IOT Simple hemos desarrollado soluciones de Telefonía IP desde su aparición en el mercado de telecomunicaciones (con experiencia en Argentina, Uruguay, Chile, España y Estados Unidos) y entendemos que aporta varios beneficios, tanto para empresas pequeñas o grandes, como para organizaciones con o sin fines de lucro, gobiernos, etc.

Entre muchos otros beneficios asociados podemos mencionar:

1) Reducción de los costos operativos

a) La reducción de costos es muy propicia en organizaciones con varios puntos de presencia o sucursales dado que toda la plataforma se gestiona desde un solo lugar comparado con la cantidad de centrales telefónicas que tenemos en un modelo tradicional.

b) Derivados de las llamadas entre sucursales por VoIP.

c) Reducción del costo en llamadas a redes celulares gracias a la movilidad sobre redes de paquetes.

d) Gestión centralizada que permite mejor control de políticas de llamadas, locales, nacionales o de larga distancia en sucursales y casa central.

2) Llamadas seguras contra escuchas

a) Encripción de las llamadas dentro de la organización.

b) Encripción de las llamadas entre dispositivos móviles.

3) Mejora la contactabilidad con sus clientes

a) Las aplicaciones agregadas a la telefonía IP permite hacer las cosas en menor tiempo.

b) Los funcionarios de su organización serán alcanzados por sus clientes de una forma más sencilla y rápida.

4) Mejora la calidad de las comunicaciones

5) Video conferencia integrada

Mucho se podría profundizar sobre las soluciones de Voz, Video y Datos existentes en el mercado, pero preferimos escucharlo, conocer su negocio o proyecto y así diseñar e implementar la mejor solución a su genuina necesidad, ya sea esta basada en tecnología tradicional o de última generación.

Como siempre decimos, Usted solo piense en su negocio, nosotros nos ocupamos de brindarle la mas eficiente, segura, estable, económica, escalable e integral manera de comunicarse (Voz, Video y Datos), de manera interna y externa, utilizando tecnología tradicional y/o de última generación según su necesidad y presupuesto, pero siempre pensando en su futuro y el futuro de las comunicaciones.